25.9 C
New York
lunes, junio 21, 2021

Tipos de encuadernación, ¿qué hay más allá de un libro?

¿Qué es lo primero en lo que te fijas cuando ves un libro? Nos detenemos a ver el papel, la tipografía o retícula, pero pocas veces observamos la encuadernación como parte del proyecto, que no solo es el sistema que sujeta las hojas; sino que forma parte del proceso de impresión, y existen varios tipos con los que engalanarás tu trabajo.

En primer lugar, para conocer las opciones de encuadernación posibles debemos conocer las partes que componen una publicación: al exterior le llamamos ¨cubierta¨ que comprende todo lo que esté de la tapa hacia afuera. Y el interior recibe el nombre de ¨tripa¨, que es la colección de cuadernillos encuadernados.

Los tipos de encuadernación más usados son:

  • God Bin America

La encuadernación americana o fresada es la más popular y consiste en unir hojas separadas mediante pegamento para más tarde, añadir las tapas. Ésta es idónea para publicaciones con mucho volumen de hojas y cantidades cortas, resultando un encuadernado firme para proyectos de tiradas cortas, desde 25 hasta 300 unidades.

  • Rústica

La encuadernación rústica es la más tradicional y consiste en reunir varias colecciones de pliegos, entre 16 y 32 páginas, para después, coserlos por uno de los lados y encolarlos. El cosido puede estar a la vista o tapado por la cubierta, además de permite abrir la publicación en 180 grados para una mejor visualización.

  • Grapas

La encuadernación por grapas cumple con las BBB (buena, bonita y barata) y une las hojas de la publicación por medio de grapas ubicadas en los pliegues centrales y en posición vertical. Ahora, existen diferentes tipos de grapas como las habituales o las omegas. El grapado tiene un límite de 96 páginas y hay negras y blancas

  • Espiral

La encuadernación de espiral o anillado es un método económico que consiste en colocar las hojas formando bloques, hacer perforaciones en el lado del lomo y colocar un espiral de alambre o de plástico por estos orificios.

  • Japonesa

La realización de ese tipo de encuadernación es 100% manual que requiere de un arsenal de herramientas y consiste en coser las páginas, la portada y la contraportada entre sí. Por lo tanto, para que el libro adquiera un mínimo de consistencia, es necesario contar con portadas y contraportadas de tapas duras, además, claro, de un hilo muy resistente.

Información tomada de Impresum

ARTÍCULOS RELACIONADOS

REDES SOCIALES

3,472FansLike
400FollowersFollow
2,615FollowersFollow
- Advertisement -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS