Los clientes de Esko han procesado más de 300 millones de trabajos de envasado en los últimos 12 meses

Esko informa que en los últimos doce meses más de trescientos millones de proyectos de envasado se han procesado con flujos de trabajo de su marca, una cifra impresionante que representa una subida considerable respecto al año anterior.

La empresa ha alcanzado este hito gracias a que cuenta con un flujo de trabajo de envases más completo, flexible y fiable del sector que interactúa con sistemas de otros fabricantes líderes. Entre las novedades más recientes de Esko, destaca una conexión directa al servidor de impresión de HP Indigo y una nueva interfaz más intuitiva de Automation Engine, en forma de navegador personalizado.

“Los clientes nos cuentan que necesitan acortar el ciclo de comercialización sin sacrificar calidad ni aumentar costes», dice Udo Panenka, presidente de Esko. «Eso explica la tendencia hacia la automatización de los flujos de trabajo. De hecho, nuestros más de tres mil clientes aseguran que están transformando su negocio a través de la automatización del flujo de trabajo de Esko, la colaboración y la integración con sistemas de gestión y planificación (MIS / ERP).”

Esko

Gracias a sus décadas de experiencia en automatización de la preimpresión, digitalización de procesos e integración con sistemas de terceros, Esko hace gala de un catálogo de soluciones estándares que forman el «ecosistema» más completo y optimizado para la creación de envases. Su oferta abarca toda la cadena de suministro del envasado y todos los procesos asociados con una producción eficaz.

“El “ecosistema Packaging Connected” de Esko está transformando el mercado. Automatizar procesos, colaborar de manera fluida e implantar una estrategia integral que englobe toda la vida útil del envase son requisitos indispensables para que tanto las marcas como las empresas de manipulado consigan sus objetivos. Es la transformación digital que el mercado demanda y que nuestros clientes pueden aprovechar. Esos trescientos millones de trabajos de envasado lo confirman», concluye Panenka.