Bobst presenta la nueva metalizadora al vacío de alto rendimiento K5 Vision

Bobst ha lanzado la nueva metalizadora al vacío de alto rendimiento, compacta, idónea para convertidores de embalajes flexibles y productores de films de CPP/PE. La nueva K5 Vision es de tamaño reducido y está diseñada para manejar una amplia variedad de tipos de films diferentes, incluidos los sensibles al calor y los sustratos de calibre fino. Puede alcanzar velocidades de hasta 840 m/min, está disponible en anchos de entre 1.250 mm y 2.450 mm y puede albergar bobinas de diámetros de hasta 1.000 mm.

Las empresa se caracteriza por una innovación constante y la K5 Vision no es una excepción a la regla: esta máquina incorpora un tambor de recubrimiento de 600 mm de diámetro, lo que supone la mayor ventana de recubrimiento de la industria, con un incremento de la eficiencia de recogida de aluminio de hasta un 16%, que se traduce en menos consumibles, una mayor vida útil de la navecilla y un ahorro de energía de entre el 10 y el 15%.

También garantiza una mejora en el enfriamiento del film, gracias a la mayor superficie del tambor. Además, la cuña de gas de 2 zonas permite un enfriamiento adicional para mayor conducción de calor entre el sustrato y el tambor, algo de gran importancia para películas termosensibles como CPP y LDPE.

La potente y robusta fuente de evaporación con distribución escalonada de la navecilla cerámica permite una excelente uniformidad en el recubrimiento. Además, incluye acceso rápido para la limpieza de las navecillas y las bobinas de aluminio están montadas en un carro extraíble para poder cambiarlas fácilmente; las ventanas de inspección de ancho total permiten una observación mejorada de los procesos de fuente y metalización.

El grupo de bombeo K5 Vision es robusto y cuenta con un diseño compacto con tuberías de menor longitud, de modo que tiene la menor huella del sector. Está formado por bombas secas rotatorias a tornillo con un alto rendimiento de vacío de manera constante, bombas auxiliares que trabajan al doble de la velocidad normal para eficiencia máxima y bombas de difusión montadas en el suelo y ubicadas por debajo de la zona de evaporación para eliminar el riesgo de goteo de aceite sobre el film.