Cómo sacarle provecho a los cartuchos de tinta de las impresoras

Aquellos que tienen impresoras en casa o en la oficina, saben de qué se trata. Comprarse una impresora nueva no supone un gran gasto, pero comprar los cartuchos cada vez que se consume la tinta sí. Las grandes compañías venden sus respectivos cartuchos a precios de oro, a lo largo del año eso supone un gran gasto. Existe otra alternativa para que el gasto de estos consumibles se reduzca.

Aunque existan negocios en los que se venda la tinta a precios más asequibles, hay una serie de consejos para su utilización, es decir, para optimizar su consumo y alargar su durabilidad. Antes que nada, hay que concientizarse del gasto que supone tan sólo hacer una copia o impresión, por tanto, antes de imprimir algo, lo mejor es pensar si realmente hace falta ese documento que va a consumir tinta de la impresora.

En los siguientes puntos se detallan pequeños consejos para que duren los cartuchos.

  • Cuando se vaya a imprimir un documento que no sea de relevancia, ni se tenga que presentar o entregar en algún sitio, lo mejor es imprimirlo en modo borrador. Ya que se imprime en escala de grises y se evita el gasto de tinta de color. También se puede bajar la resolución.
  • Al imprimir algún texto de una página web, hay que tener en cuenta que aparecerán en el documento otros pequeños textos como banners, publicidad, etc; que no son necesarios. Hay aplicaciones que lo que hacen es simplificar ese documentos, para que aparezca en el documento solamente lo necesario.
  • Un pequeño truco es utilizar un tamaño de letra pequeña al escribir, o si el texto es externo, también se puede reducir. Hay que prescindir de las imágenes innecesarias, o en el caso que de acompañen al texto dejarlas en escala de grises.
  • Hay programas específicos para el ahorro de tinta. Está el ejemplo de EcoPrint2, que se conecta con la impresora y puedes indicar qué cantidad de tinta se quiere ahorrar a la hora de imprimir. Siempre sin perder los niveles de calidad de impresión.

Para finalizar, como último consejo es echar un vistazo a las opciones que te puede aportar la propia impresora. En su configuración se pueden cambiar una serie de opciones que harán que se ahorre en tinta, como por ejemplo, en algunas impresoras está directamente la opción de ahorro de cartucho/tóner, por lo que habría que darle a activar.