Presión, tiempos y temperaturas en sublimación

En este tema de la presión, tiempo y temperatura en los procesos de transferencia de imágenes por sublimación, hay infinidad de opiniones, conclusiones, consejos y “guías” ya preestablecidas. Todo el que comienza un emprendimiento en este campo es testigo fiel de ello porque con toda seguridad habrá invertido mucho tiempo investigando y asesorándose sobre este punto.

El hecho real es que cada quien opina sobre sus propias experiencias y por supuesto que tiene que ser así, pero en este caso en particular hay muchos factores que influyen y hacen llegar a conclusiones que por lo general van a ser de aplicación particular y que deben tomarse en cuenta. Por eso, para otras personas solo podrán servir a manera referencial.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que para poder establecer normas ciertas que puedan servir de guía para el común de los que se desenvuelven en esta área, es preciso determinar sobre “qué” y con “qué” nos vamos a basar para apoyar nuestros patrones de operación.

¿No te has preguntado por qué existen productos alimenticios que siempre conservan su sabor característico sin importar donde sean elaborados? Podemos poner como ejemplo las bebidas gaseosas. Muchas empresas que elaboran gaseosas tienen fábricas o sucursales en varias partes de un mismo país y también en otros países e incluso en casi todos. Pues bien, ¿qué es lo que hace que esa bebida gaseosa sepa siempre igual? ¿a qué se debe que su sabor permanece inalterable indiferentemente de donde se fabrique? La respuesta está en la formulación y estandarización de sus componentes. Fíjese que dijimos la formulación de sus componentes, no dijimos en sus componentes.

Volviendo al ejemplo de las gaseosas, en sus fórmulas están detallados los elementos que la componen y con los cuales se elabora como agua, azúcar, colorantes etc, pero antes de llegar a estas recetas, esos componentes como el agua y el azúcar por nombrar solo dos de ellos, deben ser analizados y adecuados en su composición física y química para lograr estandarizarlos y que sus características coincidan con la de los componentes originales de la fórmulas.

Lo mismo ocurre con los parámetros de presión, calor y temperaturas  en sublimación. Si no usamos siempre los materiales y equipos de una misma calidad, será difícil establecer patrones. Si Ud. es de los que adquieren papel de sublimación, tintas, tazas, vasos, franelas, gorras o cualquier otro material, máquinas o equipos en diferentes proveedores y cambia constantemente el sitio de sus compras, le será difícil establecerlos.

Un proveedor que no sea fabricante o que no tenga una exclusividad con una o varias fábricas para surtirle de todo lo que necesita con una misma calidad o si usted es de los que se camina todos los proveedores buscando el “mejor precio” muy difícilmente logrará patrones y de manera segura, en algún momento, deberá echar a la basura un gran lote de blanks al sublimar guiándose por parámetros establecidos con materiales de un proveedor específico en materiales de un proveedor diferente.

Por eso, antes de establecer patrones, asegúrese de adquirir toda la gama de equipos, materiales y consumibles a un solo proveedor y que este proveedor sea fabricante y no un revendedor de diferentes fábricas.

[wp_ad_camp_1]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *