La nueva EvoFILL Glass de Sidel contribuye a elevar la flexibilidad en la producción de bebidas de alta gama

Con el fin de mantenerse a la vanguardia en el desarrollo y adaptarse a las tendencias del mercado, los productores esperan contar con nuevas soluciones que ofrezcan un alto nivel de flexibilidad en su fabricación y que, al mismo tiempo, garanticen una calidad óptima para sus productos. Estas necesidades pueden satisfacerse a través de una solución nueva y flexible: la Sidel EvoFILL Glass.

Se calcula que el mercado de las botellas de vidrio seguirá prosperando en el transcurso de los próximos años, especialmente en el caso del sector para las cervezas, pero también para otras categorías como el agua y bebidas gaseosas.

La EvoFILL Glass señala el hito más reciente en la cartera de llenado de Sidel. «Cada vez más, la calidad del producto y un nivel avanzado de versatilidad impulsan el desarrollo de nuestras innovaciones. Nuestra nueva solución es flexible, higiénica y sostenible y ayuda a los fabricantes a prepararse para los desafíos venideros en materia de la producción de bebidas de alta gama», sostiene Stefano Baini, product manager de Sidel.

EvoFILL Glass
Sistema EvoFILL Glass de Sidel

La EvoFILL Glass se destaca particularmente por una serie de funciones que garantizan el máximo rendimiento en el proceso del embotellado. En primer lugar, el nivel de llenado se controla mediante sondas para tal fin, que aseguran altos grados de precisión y flexibilidad: esto es posible gracias a la gestión de una amplia gama de puntos de consigna de llenado sin ningún ajuste ni remplazo de piezas.

Asimismo, brinda un particular respaldo a los cerveceros gracias a su capacidad para mantener la absorción de oxígeno disuelto en 10 ppb y procesar una amplia gama de niveles de llenado sin necesidad de ajustar la sonda, para un tiempo de funcionamiento potenciado y una calidad superior del producto.

También, con entre 48 y 192 válvulas en el carrusel de llenado, es posible para los fabricantes manejar un extenso rango de velocidades —de entre 25.000 y 80.000 botellas por hora — y tamaños de botellas que van de los 200 ml a 1 l. Las partes de manipulación, que fueron rediseñadas, ahora son más ligeras y pequeñas, lo que garantiza cambios de formato más rápidos para los diferentes diámetros de botellas.

Gracias a ello, el tiempo de cambio de formato es menos de 30 minutos con un operador. Asimismo, los cambios de formato por la altura de las botellas son completamente automáticos, lo que brinda un máximo nivel de productividad. Un 98,5% de eficiencia y la posibilidad de manipular un amplio espectro de tipos de bebidas y temperaturas de llenado son tan solo algunos de elementos que prueban la excelente productividad que brinda la EvoFILL Glass.

Por último, la sostenibilidad fue un tema prioritario durante el desarrollo de esta solución. Gracias a ello, el sistema no requiere la utilización de aire y, por lo tanto, se elimina el posible riesgo de contaminación derivado de su uso. En cambio, una descarga mecánica mueve las coronas, lo que mantiene el consumo de energía por debajo de 1 kW. De esta manera, se crea un proceso de manipulación delicada y se mejora la higiene, mientras se reduce el impacto medioambiental.