La impresora 3D de WASP Big Delta tiene el potencial para construir casas repelentes de insectos

A principios de este mes se informó sobre la Big Delta, una impresora 3D de 12 metros de altura creada por la empresa de ingeniería italiana WASP. Actualmente la mayor impresora 3D en el mundo, la Big Delta tiene un enorme potencial para la industria de la vivienda, especialmente en los países más pobres así como en desastres naturales y emergencias masivas.

La compañía llevó a cabo una conferencia de prensa, a la que asistieron el alcalde de Massa Lombarda, Italia Daniele Bassi, el Presidente de Salud, vinculado al Ministerio de Defensa, Giorgio Noera, así como el propio creador WASP Massimo Moretti.

big-delta-3d-printer

La iniciativa pone un foco fuerte y muy positivo sobre el potencial de la vivienda impresa en 3D en respuesta a la crisis mundial de la vivienda. Y, mientras la compañía ya está trabajando activamente en la forma de imprimir casas seguras, accesibles y sustentables en 3D para el público en general, también son parte de un proyecto para «la salud y asistencia sanitaria avanzada durante emergencias masivas.»

«Nuestro objetivo es unir dos grupos de trabajo diferentes para crear casas que pueden tener paredes capaces de repeler insectos. Un ambicioso proyecto no lejos de cumplirse «, dijo Noera. «Esta tecnología será de fundamental importancia en las zonas donde la población civil debe luchar contra la infección con el fin de sobrevivir.» Este es un proyecto muy interesante con la capacidad de ahorrar cientos si no miles de vidas.

wasp-big-delta-3d

La compañía ha crecido de manera exponencial en los últimos años, y parece tener grandes ambiciones para la industria de la impresión en 3D. Curiosamente, WASP no recibe ninguna financiación pública y reinvierte la totalidad de sus ganancias en investigación y desarrollo, sin duda, esto les ayuda a innovar y ampliar a un ritmo muy impresionante. Con ingresos anuales que se acercan a los 2 millones de euros, y se están preparando para entrar en el mercado estadounidense. «Hemos demostrado que lo nuestro no era sólo un sueño, que la vivienda de bajo costo es posible y que las casas se pueden construir con una impresora 3D», dijo Moretti. «También hemos desarrollado un modelo de sostenibilidad.»

En este video se puede ver el proceso de construcción de esta impresora de 12 metros de altura:

Fuente: 3ders.org