La editorial académica Peeters añade a sus equipos de producción la impresora Xeikon 9800

Peeters, un negocio familiar belga, es al mismo tiempo una imprenta, una librería y una prestigiosa editorial internacional. Fundada en 1857, la editorial tiene por objetivo servir al mundo académico mediante la producción de libros académicos de alta calidad. Junto a las impresoras de hojas de bajo volumen, la Xeikon 9800 se convirtió en la impresora de producción más importante y eficiente para la empresa.

Cabe mencionar que, el mercado de libros y publicaciones académicas tiene unas necesidades muy específicas. La combinación de altos requisitos técnicos para los libros con un modelo de distribución muy concreto es única. Es por eso que la empresa es en realidad la suma de una imprenta, una editorial y una librería, una opción relativamente frecuente en este mercado exigente de alta calidad. Desde sus inicios, Peeters se ha establecido como un pionero mundial en el mercado de la publicación de libros académicos.

Xeikon 9800

Por ello, Peeters se dio cuenta de que la impresión digital era el único camino posible para seguir creciendo. Tras un período de transición, la compañía ya no tenía equipos de impresión offset y, en su lugar, solo maneja equipos de impresión digital.

Realiza la conversión y el acabado con una línea exclusiva y personalizada, con la que produce libros cosidos con la más alta calidad. Peeters utiliza la mejor automatización posible y procesos de flujo de trabajo ultramodernos. En este sentido, la integración de las máquinas digitales con un sistema MIS (sistema de información de gestión) es fundamental.

La Xeikon 9800 es muy fiable y puede funcionar en modo rollo a hoja o rollo a rollo. En esta última configuración, puede trabajar durante horas sin la supervisión de un operario, lo que da fe de la robustez del equipo. La máquina imprime principalmente papeles offset convencionales y el galardonado frontal digital X-800 facilitó la integración de la Xeikon en el flujo de trabajo digital de Peeters.

Luc Peeters, gerente de la empresa, explica: “La calidad está en nuestro ADN. En el caso de los libros que publicamos y producimos, eso supone calidad de contenidos, calidad de acabados y calidad en la distribución. No hace falta decir que siempre buscamos la mejor calidad de impresión y para lograrlo, necesitábamos una máquina que fuera fiable y capaz de entregar los volúmenes que manejamos. Evaluamos el mercado de equipos de impresión digital y concluimos que nuestra única opción era la máquina Xeikon 9800”.

Por su parte, Dimitri Van Gaever, director del segmento de artes gráficas en Xeikon, comenta: “Incluso en un negocio tan tradicional como la impresión y edición de libros, es fundamental seguir innovando y evolucionando con las necesidades del mercado. Peeters es un maravilloso ejemplo de cómo una empresa puede usar la calidad de impresión digital Xeikon, su fiabilidad y capacidades de integración para asegurarse de que su negocio esté preparado para el futuro en los próximos años”.