Canon Academy impartió, por primera vez, un curso de verano dirigido a niños y niñas para aprender fotografía

El objetivo principal del curso de verano Summer Click, fue proveer de herramientas a los niños para desarrollar su propio lenguaje fotográfico. El curso duró una semana, del 23 al 27 de julio donde algunos de los temas que desarrollaron fueron:

Reflexión del sistema visual animal y humano. ¿Qué es una cámara? En donde los alumnos crearon fotografías con un cristal facetado, que les permitió comprender, imaginar y comparar un sistema visual diferente al del ojo humano. También, construyeron una cámara oscura para que los alumnos pudiesen entender el principio de la cámara y su funcionamiento.

La cámara en modo manual y sus lenguajes específicos. Los alumnos hicieron un ejercicio para entender la entrada de la luz a partir del obturador, diafragma e ISO, colocando en todos los pasos de luz cada uno de los factores y dejando los otros dos en una sola posición a una misma toma, dando como resultado imágenes sobreexpuestas, luz correcta y subexpuestas. Más adelante, realizaron un autorretrato con un paneo, con fondo barrido y el sujeto nítido. Se hicieron ejercicios de larga exposición, haciendo pintados de luz, en los cuales los alumnos comprendían que la cámara capta cosas que el ojo humano no puede ver.

Summer Click de Canon

La luz y su poética. En este ejercicio los alumnos se caracterizaron a partir de un cuento de Edgar Allan Poe y tomaron fotografías con las direcciones de luz básica, logrando entender que la luz es un elemento compositivo indispensable para crear sensaciones específicas en un retrato. Así mismo exploraron diversos encuadres en los retratos para entender las diversas posibilidades que se generan de estos. Complementando el conocimiento del día anterior.

Composición y storytelling. En el ejercicio de composición, los alumnos pudieron comprender a grandes rasgos, como los elementos que se escogen en el encuadre pueden tener intenciones distintas, dependiendo de su acomodo. Así mismo se realizó un ejercicio contomas cenitales, picadas, contrapicadas, etc. para puntualizar que el ángulo de visión repercute en la composición e intensión de la toma y el sujeto u objeto tiene una diferente dimensión dependiendo desde donde se coloque el fotógrafo.

Para el ejercicio de storytelling los alumnos crearon una historia con diversas tensiones visuales en donde se pudiesen relacionar el texto con la imagen. Las fotografías de Vivian Maier sirvieron como una referencia visual llena de infantes y misterios desde los cuales pudieron imaginar diversas narrativas.

Y por último, para el cierre del Summer Click, los alumnos hicieron una selección de sus imágenes, reflexionando los resultados obtenidos, como una exposición en donde se invitaron a sus familiares a conocer su trabajo final. Los alumnos explicaron como hicieron cada uno de los ejercicios realizados, el funcionamiento de la cámara y los lenguajes específicos que se fueron desarrollando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *