Adesa es la primera empresa europea en instalar una Durst Tau 330, y el sistema de acabado láser inline LFS 330

Durst, fabricante de tecnologías para la producción digital, se complace en anunciar que Adesa, uno de los impresores de etiquetas de mayor prestigio en Francia, ha sido la primera empresa europea en invertir en el sistema de acabado láser digital inline de Durst para la impresora de etiquetas inkjet Tau 330 UV, que incorpora tecnología de corte de última generación de Spartanics.

Al saber cuáles son los requerimientos del mercado actual, Durst ofrece un flujo de trabajo digital integral con cambios de trabajo automáticos en una sola pasada. Gracias a ello, Adesa puede cubrir un importante hueco de mercado, y ha empezado a conseguir nuevos proyectos desde que tomó la decisión de invertir en el sistema en línea Durst 330 LFS.

Brice Carugati, presidente de Adesa, señala, “Esta máquina es única, ya que nos permite imprimir y troquelar en una pasada. Otro factor importante para nuestra inversión son los blancos extremadamente brillantes, que se imprimen mucho mejor que en la máquina que usábamos anteriormente. No nos planteamos la serigrafía porque es un proceso lento y costoso, y no se adecuaba al tipo de trabajo que debemos realizar para nuestros clientes”.

La impresora Durst Tau 330 y el sistema inline LFS 330, que Adesa adquirió a través del distribuidor parisino JetPack France SAS, ofrecen una tecnología que el impresor usa de forma complementaria al offset digital y la flexografía. “En ocasiones, la calidad es demasiado alta para el offset digital y demasiado baja para la flexografía, y en esos casos optamos por el inkjet”, afirma Brice.

“Suelen ser trabajos de entre 2.000 y 3.000 metros lineales, pero depende de los requisitos de los datos variables, por lo que incluso tiradas de 5.000 metros pueden llegar a ser prácticas para determinados trabajos. La tinta se seca al instante y no tenemos que usar papeles estucados. Además, podemos imprimir para muchos sectores distintos, como el mercado alimenticio o el sector industrial, no solo el de la cosmética”.

Y añade: “Hemos dedicado tiempo a familiarizarnos con la tecnología, y ahora nos permite producir etiquetas autoadhesivas en un proceso íntegramente digital. Así hemos logrado acortar drásticamente los plazos de producción y aumentar nuestra capacidad de respuesta”.

Cabe señalar que Adesa ha configurado su equipo Durst Tau 330 con siete colores, con naranja y lila como complemento a los colores primarios (CMYK). La integración del módulo de corte láser en línea presenta grandes ventajas. No ralentiza la velocidad de la Durst Tau 330 (48 m/min) y amplía el abanico de aplicaciones posibles. La máquina también ofrece una mayor opacidad del blanco, en respuesta a las demandas de los clientes de etiquetas transparentes, de amplio uso en el sector alimentario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *